Fontanarrosa: futbol y genialidad

"¿Sabés qué? Mi cielo tendría canchitas de fútbol. Sí. A mi no me va eso del Nirvana ni los jardines con minas tocando la flauta. A los dos días ya te querés cortar las pelotas. Con una canchita y un bar para ver a los amigos me arreglo."

Y si de repente todas estas señales futboleras son pinceladas de algun fanatico empedernido que desde alguna nube con direccion a Rosario anda haciendo historias?
Suponte que el de arriba se tomo unas vacaciones (futboleras nomas) y le dijo a uno de todos esos grossos que tiene arriba "hacete cargo, toma". Mira que elegir entre los de arriba cuesta viejo, cuesta una enormidad. Pero el de arriba, es el de arriba. Sabe a quien tiene que elegir.
Imagino que le habra puesto alguna condicion: "Pero dale forma, dale mistica, dale rigor". "No te zarpes viejo, eso si, que despues me llaman a mi para los milagros" seguramente le aclaro antes de tomarse el buque y dejarle las llaves a San Pedro. Y este aparente y momentaneo sucesor, ahora dueño del pincel del esferico y el balonpie; fiel a su estilo anda delirandola o hasta apersonando situaciones; llevandolas al plano de lo personal y saltando a la fantasia en un fugaz destello de escritura. Siempre cumpliendo pero nunca traicionando sus convicciones.
Uno analiza que del "Tano Pasman" a un "Viejo con Arbol", por ejemplo, hay solo un paso (y unas cuantas puteadas). Y podria creer, con el mismo efecto ejemplificado, que todo este folklore futbolero (anormal, por cierto) es obra de un Negro que desde arriba anda inspirado de vuelta.
Un River en la B; una batalla epica de patadas y tipos a babuchas en Santa Fe entre uruguayos y argentinos. Animalejos que tiran resultados futboleros como si de magos o adivinos se tratara. O una montaña de pechugonas de muchos paises en la busqueda de ganar el campeonato del divismo siliconado que se disputa en una Argentina llena de minas bellas.
Venezuela en Semis (por sugerencia del Pato, mientras comian un asado. Me juego la vida); Brasil errando cuatro (si, Cuatro) penales o todo un estadio pidiendo al Diego cuando su sucesor anda en el campo haciendolo todo.
Un asiatico metiendo un penal de taco; un equipo llegando a puro penales a toda definicion y cientos de miles de amuletos, cabuleros y futboleros en el medio de una disputa entre el pragmatismo o la magia futbolera.
No se si al barba le va a gustar cuando vuelva pero no dejaria de pedirle que deje a este guionista para la eternidad...


En simultáneo con Licenciosos

Medicorp

Con el advenimiento de la década de 1990, la creciente privatización de los servicios elementales como luz, agua, electricidad... también la salud se vio afectada. Surgieron las empresas de medicina prepaga a mansalva y una de ellas es Medicorp, cuyo domicilio era Cerrito 836 pisos 3º, 7º y 8º, CP 1010, Capital Federal (cuando todavía no era la ciudad Autónoma de Buenos Aires).
Pero claro, la empresa (fundada en 1988 por Rafael de Martino) no se podía quedar afuera, y además de la publicidad en televisión, subtes y miles de otros medios más (que llegaron hasta el confín más remoto de la Argentina), decidió poner su aviso en las camisetas de varios equipos del fútbol argentino para obtener mayores réditos.
¿Y qué clubes cayeron en la tentación? Argentinos Juniors (1995), Deportivo Español (1995-1996), Ferro Carril Oeste (1993-1994), San Lorenzo de Almagro (1993-1994) , Vélez Sársfield (1991-1992, siendo el primer sponsor del club. En las mangas aparecía el logo), Temperley y Lanús (1995-1996).
¿Hasta cuando duró la fiebre Medicorp? Para mediados de la década de 1990 ya se habia retirado de la mayoría de sus patrocinios y estaba en franca decadencia con el advenimiento de una segunda camada de empresas que iban absorviendo a otras. Estafas, publicidad capciosa y un slogan inolvidable que decía "Medicorp Argentina en Medicina privada solo lo mejor, nada parecido" llevaron a la desaparicion de la empresa. Del paradero de Rafael De Martino (que tenía un programa en cable) ni noticias. De las camisetas, sólo podemos decir: "Grossez noventera".

Previa Copa América 2011: Recordando la Copa América 1987

En una semana cargada de suspicacias y derrotas, descensos y yerbas varias; arranca un evento mas que centenario (que de alguna manera quedo bastante mas opacado que de costumbre). La presea entre selecciones mas añeja del mundo: La Copa America. Una copita que hace mas de 24 años que no tenemos en nuestro pais.

A partir de esa edicion, la del 87', se empezaron a rotar los paises (los diez sudamericanos tendrian la posibilidad de tenerlas en sus paises de manera rotativa) y ademas aparecio Gardelito, el primero de las tantas mascotas que copa tras copa aparecerian sin pena ni gloria (este año es un ñandu llamado Suri)
Pero bueno, vieron que cuando la localia existe, pesa. Pesa por que somos potencia, por que tenemos a Messi y por que siempre tira a favor de los locales. Pasa en los mundiales, pasa en la vida (¿pasa en TNT?).
El tema es que cuando se jugo la ultima vez por suelos nacionales, paso algo similar. En realidad, de mayor magnitud. Y es que ademas de ser locales y tener a Maradona, eramos campeones del mundo y estaba sentado el nefasto Carlos Salvador Bilardo (donde seguramente ya tramaba algo con los bidones). Con todas estas cuestiones sobre la mesa, esa copita tenia que ser ganada de taquito.
El grupo era favorable y todos los partidos se jugaron de local en el Monumental. Los problemas se suscitaron cuando se empato con el siempre complicado (bueno, para la historia futbolera argenta) Peru y con un poco mas de suerte, se le gano a Ecuador (3-0). Sin embargo, y pese a la goleada, pasamos como los peores primeros y para la siguiente fase tendriamos que enfrentar a los vecinos uruguayos, campeones en la copa anterior y por supuesto, a los que habiamos dejado afuera en el Mundial. Ademas, conocian suelo argento como la palma de sus manos. Conclusion: Derrota por un tanto del glorioso Alzamendi y toda una fiesta de cohetes (?) de canto ya saben donde.
De esa copa se puede decir que quedo un tercer y cuarto puesto que tambien nos tuvo como derrotados (frente a Colombia por 2 a 1) en ese Monumental que hoy parece Kosovo.
De esa competicion nosotros no podemos alardear demasiado, pero uruguayos (otra vez campeones) y chilenos (goleando 4-0 a Brasil y llegando a la final) la recuerdan con muchisima felicidad.
Y usted se preguntara por qué recuerdo todo esto hoy, a unos pasitos de otra nueva competencia: para bajar dos cambios a todo. Para recapacitar que en un partido juegan once sujetos contra once. Para recordar que todavia existe la casualidad, la causalidad y que los negocios quiza esten lejos de todo en el mundo del futbol, o viceversa, mas cerca que nunca. Y caben los ejemplos de la actualidad para darnos cuenta que este deporte tan lindo que pregonamos, es justamente asi por su distopica manera de desarrollarse a traves de los tiempos. Pero mas que nada, para no dar por sentado nada... absolutamente nada.

Powered by Blogger