Subaru Impreza 2.0 Turbo 4WD: "Lobo con piel de cordero"

Dedicado en su cumpleaños a: Picoco, gran colaborador del blog y fanático de la marca.

Bajo la apariencia de una apacible berlina de cuatro puertas y carácter familiar, se escondía un verdadero deportivo. El Impreza fue el coche elegido por Subaru para dar el gran salto en el Mundial de Rallyes, y pasar de ser un simple comparsa a convertirse en un equipo capaz de ganar el Mundial de constructores 3 años seguidos. Todo ello gracias a las cualidades del fantástico Impreza Turbo 4WD de serie.
El Subaru Impreza debutó en el Campeonato del Mundo de Rallies en el 1000 Lagos, en 1993. Tuvo un debut extraordinario: Ari Vatanen consiguió la segunda posición por detrás del Toyota de Juha Kankkunen, Campeón del Mundo aquella temporada.

Subaru había entrado en el Mundial tres años antes, en 1990, con el equipo Prodrive, de David Richards y los Legacy RS Turbo. Las 2 primeras temporadas, con Markku Alen y Ari Vatanen como pilotos, el equipo se dedicó a conocer a fondo el auto y el complicado mundo de los rallies.
Un coche de rallies: En 1992, Richards se fijoó en un joven piloto escocés de 24 años, Colin McRae, hijo de un antiguo campeón británico y le ofreció uno de sus coches. McRae destruyó seis Legacy aquella temporada, pero en el rallye anterior al del debut del Impreza, el de Nueva Zelanda, el fogoso escocés firmó la primera victoria de la marca en el Campeonato del Mundo. Estaba claro que Subaru necesitaba un nuevo coche, más adaptado a los rallies que el enorme Legacy, y pensó que el Impreza iba a ser una buena base. El coche acababa de ser presentado en el Salón del Automóvil de Tokio, en 1992, como una tranquila berlina de cuatro puertas. Inicialmente estaba pensado para ser ofrecido con 2 motorizaciones, un 1,6 litros de 90 caballos de fuerza y un 1,8 litros de 103, ambos con arquitectura boxer de cilindros horizontales opuestos y árbol de levas único (más tarde hubo una versión 2,0 litros de 125 caballos de fuerza y un 2,5 litros de 167, todos ellos con tapa de 4 válvulas por cilindro). Con esos mimbres era difícil hacer un coche de rallies, aunque la base era buena; así que se decidió llevar a cabo modificaciones importantes en el motor, y construir las unidades necesarias para su homologación como Grupo A. El resultado fue el Impreza 2.0 Turbo WRX. Del coche original se conservaron sólo las medidas exteriores. Para el motor se recurrió al bloque del Legacy RS, un 2 litros (el máximo permitido en el Grupo A) turboalimentado y dotado de 2 árboles de levas a la cabeza, que permitió llegar a los 240 caballos de potencia. La transmisión se confió al sistema de diferencial central planetario con acoplamiento viscoso y diferencial trasero viscoso, utilizado en el Legacy RS, pero cambiando la distribución del par que, en condiciones normales de adherencia, privilegiaba el tren trasero que recibía el 65% del total. Además se modificó la suspensión, a la que dotaron de una mayor dureza, con muelles más firmes y amortiguadores de gas; se aligeró el conjunto en la medida de lo posible y se equipó el coche con frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas y llantas de aluminio de 16 pulgadas. Las modificaciones en la carrocería afectaron a las tomas de aire, los pasos de rueda y el acoplamiento de un alerón trasero y unos faros de largo alcance delanteros. Este coche jamás llegó a Europa, donde, hasta la llegada de la versión de 218 caballos de fuerza, sólo se vendieron los Impreza básicos.
Todo un éxito: El Impreza tuvo un debut espectacular en el 1000 Lagos, cuando Vatanen llegó a liderar la carrera y obligó a Kankkunen a correr de verdad para ganarle. En 1994, las ambiciones del equipo crecieron con el fichaje de Carlos Sainz para acompañar a McRae. La temporada del español fue brillante. Con un coche en desarrollo, ganó el Acrópolis, cosechó seis podios y llegó al RAC en condiciones de disputarle el título a Didier Auriol (Toyota). Al final, sin embargo, Sainz, tras marchar segundo, se salió de la carretera dejando el título al francés y la victoria en el rallye a su compañero McRae. La política de Subaru de no facilitar el triunfo que Sainz necesitaba en el RAC, enturbió las relaciones entre ambos pilotos en 1995., año en el que Subaru ganó el primero de sus tres títulos de marcas consecutivos y McRae el de pilotos tras un polémico final, de nuevo en Inglaterra, en el que Sainz acusó veladamente al equipo de favorecer a su compañero. Pese al ambiente enrarecido, los Subaru ganaro 5 de los 8 rallies del año (3 Sainz y 2 McRae).
En 1996, las tres victorias de McRae sólo sirvieron para lograr el segundo título de constructores, y en 1996, los cinco triunfos del escocés le dejaron a un solo punto de Tommi Makkinen, que ganó el campeonato. Con las victorias de Ericsson, en Suecia y Nueva Zelanda, y la de Liatti, en Montecarlo, Subaru saboreó el tercer título consecutivo de constructores.
Con el Coupé: Para entonces, el equipo había abandonado ya el Impreza de cuatro puertas y corría con un coupé, cuya versión de serie desarrollaba 280 caballos de fuerza, fruto de dos evoluciones en el motor. Con la reglamentación del os World Rallye Car imperante desde 1997, Subaru ya no estaba obligada a fabricar un determinado número de unidades de cada evolución del auto, asío que dejó el coupé con 280 caballos, reservado al mercado japonés, y exportó a Europa una versión, en carrocería berlina y "break", con el motor desinflado a 218 caballos. El equipo de rallyes, por su parte, siguió compitiendo, con Richard Burns y Juha Kankkunen como pilotos tras el pase de McRae a Ford, en 1999. Los resultados, sin embargo, no fueron tan buenos, pese a que Burns peleó hasta el final por el título del año 2000 contra el finlandés de Peugeot, Marcus Grönholm. En el año 2001 se recuperó la carrocería de cuatro puertas, con el frontal modificado como consecuencia del cambio de look operado en el auto de serie.

El nuevo WRX (2001): En el año 2001 se lanzó la segunda generación del Impreza con importantes cambios estéticos. La parte delantera recibió unos faros redondos, más modernos y el faldón y el capó fueron modificados. Pese a que la línea general permaneció casi sin cambios, sí los hubo en el interior, con un salpicadero más funcional y asientos nuevos. La versión más potente del auto, llamada WRX, mantenía el 2 litros turbo de 21 8 caballos, aunque con un par motor ligeramente más elevado, lo que redundaba en una mayor elasticidad de la mecánica. El coche se ofrecía en el mercado europeo en versiones de cuatro puertas y "break", y su equipamiento de serie ganaba muchos enteros con la aparición de un climatizador automático, en lugar del aire acondicionado y de airbags laterales, entre otros elementos que no estaban disponibles en la generación anterior del Impreza.

16 Response to "Subaru Impreza 2.0 Turbo 4WD: "Lobo con piel de cordero""

  1. fernando says:

    Yo de coches no entiendo casi nada. un abrazo.

    Yo tampoco entiendo, pero qué lindo tutú!!

    Saludos, esteban!

    off topic: no me voy de vacaciones. Sólo desaparezco por razones de no saber qué escribir.

    Buen artticulo e interesante sobre Subaru, buen trabajo.

    Saludos !

    Kun says:

    Muy bueno. El Sainz que menciona por ahí es el mismo que ganó el Dakar y tiene como cuarenta años, no?

    Pico, acá esta tu post, felicitaciones por tu cumpleaños!
    Se te aprecia mucho.
    Disfrutalo, y bueno, como no podía ser de otra manera, de Subaru tenía que ser el cumple/post.

    @ Kun: Si, ese mismo. El mismo gaita.

    Anónimo says:

    Es un auto q no me termina de convencer el Impreza como lindo.
    No se, en los juegos siempre me compraba otro en vez del Impreza.

    Sílvia says:

    Hola Esteban!
    Otra algo (o todo) ignorante en automoción.
    Saludos
    Sílvia

    hi im from indonesia :)
    care for link exchange?

    "Yo de coches no entiendo casi nada. un abrazo."

    "Yo tampoco entiendo, pero qué lindo tutú!!"

    EN CAMBIO YO MENOS (?). Aunque se ve bien el WRX 2001

    dXb says:

    Pasando y colaborando...
    Saludos.

    =)

    un grande realmente macrae, llevo al rally a que lo conozca el mundo entero y ese subaru siempre fue una maquina, desde que salio el impreza fue utilizado por los coelccionistas para tunearlo y preparalo para carreras, decian que su motor practcamente no exigia cambios para potenciarlo, un autazo, saludos

    Kamii :) says:

    Holaa :) Muy Bueno tu blog me encanto Segui Asi
    Saludos !

    Esteban querido! Como te va loco? Disculpá que no pase tan seguido, pero estoy con mucho laburo (gracias a Dios!) y me cuesta mantener el blog y el contacto con los colegas. Gracias por darte una vueltita por el blog como hacés siempre. Te comento que te agregué a mi página de sitios amigos.

    http://elnegroentanga.blogspot.com/2008/01/blogs-amigos.html

    Un abrazo amigo y aguante Central! Creo que se vienen el tridente de la muerte (Lucho, Zelaya y Caraglio jajaja)

    Picoco says:

    No tengo palabras. Demasiado honor. Gracias Hermano por tan excelso post

    Anónimo says:

    es una maquina el subaru... como no recordar el famoso 555 de la epoca... y aparecio como el falcon, un berlina familiar... q cago a palos a todas las demas coupe deportivas de la epoca... saludos! ariel - FUSER

Powered by Blogger