La copa que se robó un argentino

Anterior a la Copa del mundo que conocemos como tal, los países se disputaban otro trofeo: la Copa Jules Rimet, un "galardón" mucho más pinton que el actual, llamado así gracias a la labor de Rimet a la hora de organizar el primer mundial, allá a lo lejos, hace 80 años.
La copa, que finalmente fue "ganada" por Brasil, cumpliendo el objetivo de la misma (ganar tres veces el mundial para obtener el trofeo) tiene muchísimas historias encima.
Antes que nada, cabe destacar que sobrevivió como tal aun pasando una guerra, protegida por el doctor italiano Ottorino Barassi, vicepresidente de la FIFA, que la escondió en una caja de zapatos debajo de su cama durante la Segunda Guerra Mundial para impedir que cayese en manos de las tropas de ocupación.
También sufrió un robo. Una vergüenza que parecería irónica, contando que la padecieron los británicos cuando allá en 1966 el trofeo desapareció mientras se exhibía como parte de los preparativos de la Copa Mundial disputada en Inglaterra y, finalmente, fue recuperado por un perrito llamado Pickles, que lo encontró enterrado bajo un árbol. Un perro que se volvió héroe nacional, salvándole las papas a Scotland Yard.
Pero bueno, y aquí lo importante, la copa mantiene un mito respecto a su nuevo robo. Si, fue afanada nuevamente pero esta vez no volvió a aparecer. Resulta ser que, desde 1970, momento que en que Brasil se lleva la presea para su país, dormito fielmente en las instalaciones de la Confederación Brasileña hasta que en 1983, un grupo de delincuentes la hurto nuevamente.
El robo había sido planeado en el bar Santo Cristo, una zona portuaria de Río, donde un gerente de banco, Antonio Pereira Alves solía compartir las mesas de póker y cachaca con un reputado manipulador de cajas fuertes, Antonio Setta. Pereira también frecuentaba la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) donde advirtió que la vidriera donde se exhibía el trofeo era un bocado fácil para un experto como Setta. Este ultimo es uno de los personajes más curiosos de la historia (del otro ya se enteraran en un párrafo o dos) un ladrón sentimentaloide que, según él mismo contó a la prensa, no quiso saber nada por razones de amor propio: la copa le traía recuerdos imborrables como simpatizante y como persona, ya que su hermano había muerto de un paro cardíaco en 1970, viendo la final de la copa por televisión”.
Pero el hurto era una tentación y aceptaron José Luiz Vieira, alias “Bigote” y Francisco Rocha, el Barba.
Dicen, cuentan por ahí, que el problema de estos delincuentes se dio cuando se buscó dar un destino al trofeo de 49 centímetros y casi dos kilos de oro. Ahí fue cuando entró en escena, cuando no, un argentino en el asunto.
De nombre Carlos Hernández, el mayor vendedor de oro robado de Brasil en esos años, según cuentan las crónicas de la fecha. Aunque no se le comprobó nada, un abogado que llegó a indagarlo dice que nunca se olvidará de la sonrisa de Hernández cuando le dijo que "para los brasileños era una bofetada que un argentino haya convertido a la copa en lingotes de oro". Esa sonrisita lo sentenció para toda la "popular" brasileña.
Lo curioso del caso es que ambos ladrones brasileros, fueron puestos en prisión, y terminaron en la miseria absoluta, pero el argento logro escaparse, continúa su vida y nunca se supo el verdadero paradero de la mismísima copa: Si fue derretida y hecha lingotes de oro, si la tiene alguien escondida...
Lo cierto es que cada cuatro años, la mirada brasileña apunta y recuerda que su esfuerzo fue consumido por un pícaro argentino...

Autor: Darío Maiorano. En simultáneo con: Licenciosos.

19 Response to "La copa que se robó un argentino"

  1. Otimo e post, a historia dessa Taça é realmente incrivel, parece ate coisa de cinema, quando parecia que ela estaria segura na sala da CBF ela foi roubada e posteriormente destruida, fato esse lamentavel, abraço.

    Saudações do Gremista Fanático

    esteban te felicito, que buena entrada, sabia que habia sido convertida en lingotede oro y que habia sido robada pero no el resto de la historia y menos que habia un argentino de por medio, realmente es una gran historia, seria lindo que a pesar de las pocas esperanzas que quedan, la encontraran en algun lugar no? un trozo de historia es esa copa, un saludo

    Anónimo says:

    Por siempre "ladris" nosotros, cuando no... jaja!

    Gracias Darío por el post, muy bueno.

    Joaquin says:

    Hola qué tal? estuve viendo tu blog y tengo una propuesta para hacerte: 1, 2 , 3 , 4 euros (Sin importar la cantidad de visitas que tengas) por colocar un pliego de publicidad.
    Es compatible con anuncios google y no es nada erótico ni pornografía.
    Si te interesa comunicate!

    Sim sim Esteban, Votoraty é da cidade de Votorantim, e lá tem grande produção de papel tambem, mas o clube pertence a uma empresa chamada Olé Brasil, abraço.

    Saudações do Gremista Fanático

    Sílvia says:

    Hola!
    Me encantan este tipo de posts históricos. enhorabuena. Buena investigación.
    Saludos desde Barcelona
    Sílvia

    Anónimo says:

    nosotros siempre dando la nota, que lindo no???

    Desconocia esta historia. Gran articulo !

    Saludos.

    Anónimo says:

    Qué costumbre esta! no falta un roto para un descocido que había que robarse esa copa???

    Bocha says:

    Que buen post, una historia que no sabia, y que por lo fana que soy me pone muy contento. Ojala el relato se pueda alargar mas, encontrando la Copa y volviendola a robar, jeje...

    Bueno Abrazo campeon.

    KoЯn says:

    Muy bueno el reportaje, yo lo que he escuchado siempre es que esa copa la derritieron, nunca supe como habia sido el asunto realmente.

    Anónimo says:

    Muy bueno el reportaje

    Mcos says:

    No sabía q la tenia un argentino. Esa copa es poco seria, la tuvieron todos..
    vos no la tuviste? sos un boludo... jaja

    Dante says:

    jajaja que pedazo de historia, ignoraba que esa copa la afanaron nuevamente, pero el fin de la historia de alguna forma reivindica la rivalidad y a los argentinos, un golpe directo a los huevos a los brasileros.

    Recien entiendo porque la copa mundial actual viaja en avion propio y la cuidan peor que a Obama.

    Buena tocasho (?), y me imagino que a este puto lo tendran de heroe nacional en Argentina...

    ADRIAN says:

    Muy bueno el blog felicitaciones!! me gustaría intercambiar los enlaces con mi blog: www.deportearg.com.ar

    Espero tu respuesta!!
    Saludos!!!

    ADRIAN de www.deportearg.com.ar

    NoTe says:

    Muy buena historia, algo sabía pero la has específicado de forma genial. Abrazo!

    Gracias a todos por comentar.

Powered by Blogger