Capablanca vs. Alekhine: "Tablero Feroz"

Fueron los 2 más grandes ajedrecistas de su tiempo. Uno inventaba sobre la marcha y el otro era puro talento devenido del estudio. El título mundial, disputado en Bs. As., durante 2 meses y medio mantuvo en vilo a los aficionados de todo el planeta. Eran las 7 de la tarde, un 16 de septiembre de 1927. Una muchedumbre entusiasta había llenado la antigua sede del club Argentino de Ajedrez. De un lado, estaba el campeón mundial José Raúl Capablanca y Graupera, un morocho de media estatura. Enfrente, el desafiante ruso Alexander Alexandrovich Alekhine, un grandote de unos 100 kilos, esperaba de manera impaciente, que el cubano abriera el juego con su 1º partida. Capablanca, nacido en La Habana, en 1888 y aprendió a manejarse en el tablero con las piezas a los 4 años. Campeón cubano a los 12 años, y en Estados Unidos a los 20, en 1921 le había ganado el título mundial al alemán Emanuel Lasker. Sin embargo, a pesar de que recomendaba la enseñanza del juego-ciencia en las escuelas "para que el niño se acostumbrase a pensar y a organizar sus pensamientos". Capablanca no encajaba en el estereotipo del ajedrecista promedio: era charlatán, chistoso, noctámubulo empedernido y mujeriego incurable. Le encantaban las carreras de caballo y los juegos de cartas, en los que era experto en bridge y tute. Alekhine, 4 años menor que el cubano, era de una familia de la nobleza rusa. Después de la revolucion bolche, habia sido condenado a muerte, pero como era amigo de León Trotsky (también entusiasta del juego) fue indultado. Poco tiempo más tarde, se va de Rusia y no volvió más. Se fue a vivir a París, se nacionalizó francés y de ahí en adelante comienza el desafío. En 1927, en Nueva York, se llevo a cabo un torneo donde saldria el contrincante el cual se enfrentaría con el campeón (donde en ese mismo torneo también participó Capablanca). Indiscutidamente, lo ganó el cubano y Alekhine queda 2º, y se convirtió en el rival. El Club Argentino de Ajedrez, que desde hacía mucho venía gestionando la organización de un evento mundial, fue el elegido para el match exitosamente, aunque financiarlo fue muy duro. Se juntó una bolsa de diez mil mil dólares oro (mil pesos eran de parte del presidente de la Nación, Marcelo T. de Alvear). El ganador, debía sobreponerse en 6 partidas, pero si se llegaba a 5 partidas ganadas por cada uno, el campeón vigente se quedaba con su título. Las sesiones durarían 5 horas (entre las 19 y 24 hs.) como mucho y se jugaría durante 5 días seguidos por semana, con uno de descanso.
¿Qué le pasa al campeón?: Capablanca no creía en prepararse y estudiar el ajedrez. "soy muy perezoso y me aburre analizar jugadas (contado de su boca al llegar a Bs. As.). No leo ni me entero de las novedades. Por eso Alekhine puede sacar ventaja en las aperturas". La contrapartida era el ruso, que analizó todas las partidas del rival y descubrió muchos puntos flojos, sino que también había tenido en cuenta el aspecto físico: "hace 8 meses que no fumo (dijo a la prensa). Además, me guardé muy bien de cometer el error que tuve en Nueva York, donde comí mucho antes de cada partida, lo cual me provocó somnoliencia". Hasta un mes antes del encuentro la mayoría de los especialistas vaticinaba el triunfo del campeón. Luego, se dieron vuelta: "Capablanca no habla de ajedrez, ni juega ni quiere ocuparse del tablero. Se muestra apático, incapaz de hacer esfuerzos de preparación y no tiene ambición". Los fanáticos locales admiraban al cubano, que ya habia estado por el Club Argentino de Ajedrez en los años 1991 y 1914, asi que la tarde del 16 de septiembre d 1927 confiaban en su victoria. Capablanca, con blancas, abrió con la jugada P4R. Alekhine contestó con P3R. Fue la única vez que Capablanca utilizó esa apertura. Planteó la lucha sin energía y perdió un peón. Una ligera inexactitud del rival casi le da la posibilidad de alcanzar tablas, pero después de un grueso error del campeón, el ruso logró ganarle por 1º vez. A pesar de perder, una multitud esperó al cubano en la calle para ovacionarlo. Esa noche recibió el telegrama de Gerardo Machado, presidente cubano: "Conserve su título". Capablanca le contestó: "No hay hombre en el mundo que pueda quitármelo". Hubo tablas en la 2º partida, y en la tercera ganó el campeón. Durante la novena, ganada por el ruso con gran jerarquía, Capablanca se puso nervioso y exigió el desalojo del publico presente en la sala, diciendo que lo distraía. En la 21º partida, Alekhine se puso 4-2, pero el cubano le descontó en la 29º. En la 32º comenzó el final. El desafiante se llevó puesto a su rival, quien pareció perder su capacidad de lucha. "Capablanca mostró una actitud adormilada, siempre con la misma defensa, la Ortodoxa. Alekhine no intentó sacarlo de esa rutina, no fuera cosa que se despertase el genio creador del cubano". Posteriormente, el ruso diria: "Enfrié el match. Cuando Capablanca quiso reaccionar ya era tarde". El campeon, sin embargo, hizo tablas en la 22º partida. Al llegar para proseguir el final pendiente de esa partida, se enteró que Alekhine tenía preparadas 104 variantes ganadoras. Esto al cubano no le preocupó y empató increiblemente. 29/11, tras dos suspensiones de la 34º partida, Capablanca se levantó de su asiento y le entregó al juez del match la siguiente esquela, en francés: "Estimado Dr. Alekhine: Abandono la partida. Es ud. el campeón del mundo y lo felicito. Mis cumplidos a madame Alekhine".
En busca de revancha: Los hinchas de Capablanca, desconsolados, dijeron que la noche porteña fue la causante de la derrota. Se comentó que padecía hipertensión arterial y la duracion de todo esto lo agotó. Otros, decían que al ser embajador del gob. cubano debilito su interés. Nunca se resignó a perder el título, y al tiempo, pidió revancha. En 1931, se quejó frente a un corresponsal del diario ABC que decia que Alekhine no queria darle revancha. Pero los 2 estaban mal de salud. El ruso bebía mucho, y en 1935 perdió el titulo frente a Max Euwe y una partida se suspendio debido al mal estado del ruso. Mientras, el rencor entre los 2 aumentó mucho. 1936 y Alekhine dijo: "juego contra cualquiera que pueda tener 10000 dólares. Cuando le preguntaron por su ex-rival dijo: "el tendrá que poner 18000". 2 años despues, se vengo de Euwe y fue campeón. Argentina y Uruguay hacen gestiones para recibir de nuevo un match así, sin resultado. Los 2 participaron del Torneo de las Naciones, campeonato del mundo por equipos, en Bs. As. en 1939. La 2º guerra mundial suspendió toda actividad, sin que estos se enfrenten. Ambos, estuvieron en la ciudad, el Club Argentino de Ajedrez no bajo los brazos y siguio las tratativas. 18/11, los 2 aceptan desafiarse y cumplian con los requisitos. Pero los pedían mucho dinero, y todo ello ascendía a unos 90 mil pesos moneda nacional, mas del doble de 1927 y que ahora no valdrían nada. En diciembre, se cayó todo: Alekhine se volvió a Francia y Capablanca se nego a un match. Algunos creian que este tenia miedo de enfrentarse con el ruso.
Jaque mate para dos: La revancha nunca se dio, porque en 1942, murió Capablanca. Alekhine, comentó: "Hemos perdido al ajedrecista más genial que haya existido". Al final de la 21 guerra, éste fue acusado de colaboracionismo y antisemitismo. Todos se hicieron a un costado. Aislado y unicamente con el alcohol, vivia en la miseria y necesitaba un match para zafar de esto. En 1946, la F.I.A. organizo un match en Londres. Alekhine en Estoril estaba analizando una jugada y mientras comia. No se sabía si estaba bebiendo. Durante el día lo encuentran caido sobre el tablero, muerto. Se atragantó. Aunque nunca más se enfrentaron, en Nottingham se impuso Capablanca. 1938, uno fue tablas y el otro para el ruso. Antes de medirse en Bs. As., 1914 los encontró de nuevo, 2 ganadas por el cubano y tablas la restante. Empate en Londres, 1922. 1924, tablas en Nueva York. 1927, idem lugar 1 victoria de Capablanca y 3 empates. En total, 47 partidas, 7 ganadas para cada uno y 33 tablas. ¿Quién fue mejor? Disputas y eternas discusiones bizantinas ocurrieron. Quizá Miguel Najdorf sepa algo: "Es algo imposible de responder: como si a uno le preguntasen quién fue mejor, Beethoven o Mozart".

PD: este post está basado en una vieja nota de la Revista Nueva, sutiles modificaciones mediante, aquí les dejamos en imágenes la nota original. Haciendo click abajo, verá las 4 partes de la nota.

10 Response to "Capablanca vs. Alekhine: "Tablero Feroz""

  1. Fidel says:

    Poco se de ajedrez, pero me ha gustado el post.
    Interesante nota de colección.

    Bocha says:

    La verdad me gustaría comentar esta nota, pero no se casi nada sobre el tema, lo jugue varias veces, pero de historia nada. jaja un saludo.

    NoTe says:

    Gran nota. Felicitaciones!

    i read this article through google translate, its an interisting story,
    can we exchange links? i already add your link in my blogroll, please link me back.
    thanks

    Heiller says:

    Ese AJedrez es un gran deporte, asi la gente diga o haga Jodas con el hecho de que muchos tienen estado fisico de ajedrezistas...
    En fin Buen Post....

    PD: Como no tiene Cajita toco aprovechar y tirar el Spam por aqui
    NUevo post en http://elpoetahamuerto.blogspot.com/

    win says:

    nice blog,very informatif

    Hi, many thanks for visiting my blog. Come back anytime!Wish you and your family a very Happy New!
    :)

    Bocha says:

    Me paso para comentarte que hay un nuevo post en Abran Cancha. Un saludo enorme.

    www.abran-cancha.blogspot.com

    Valter says:

    Obrigado pela visita meu amigo,seu blog é ótimo parabéns, um feliz Ano Novo.

    Anónimo says:

    muy buena nota de la Revista Nueva, se notaba la calidad que tenía en esa época... lamentablemente decayó y mucho en la actualidad

Powered by Blogger