Tragedia de Valley Parade



Si hacemos una honda retrospectiva en las tragedias del deporte, nos encontramos con la Tragedia de Valley Parade o Bradford Fire. Un 11 de mayo de 1985, en el Estadio de Valley Parade de Bradford, en Inglaterra, murieron 56 personas y 265 resultaron heridas debido al incendio de las tribunas durante la celebración de un encuentro de la Third División inglesa entre Bradford City y el Lincoln City. Se disputaba el último partido de liga entre Bradford City (que cual celebraba su ascenso a la Second Division), y Lincoln City, cuando antes del final de la primera parte (hacia las 15.40 h) se originó un incendio en la tribuna principal, la cual databa del año 1908. El arbitro Don Shaw, avisado por uno de sus líneas, suspendió el partido tres minutos antes del descanso, y la mayor parte de los espectadores saltaron al terreno de juego para ponerse a salvo. Aquellos que decidieron escapar por los tornos de entrada quedaron atrapados en el infierno, debido a que las puertas habían sido cerradas para evitar que los espectadores entraran sin abonar. Las investigaciones posteriores determinaron que la causa del incendio había sido un cigarrillo mal apagado, que junto con restos de basura acumulados durante años bajo los asientos y la madera de la grada produjeron un efecto devastador. En tan sólo cuatro minutos el fuego se extendió por toda la tribuna provocando su caída. Después del incendio, sumada la tragedia, las autoridades británicas decidieron la aplicación de una nueva legislación que combatiera la inseguridad y los actos vandálicos en los recintos deportivas, aunque las medidas definitivas no se tomaron hasta que se produjo la Tragedia de Hillsborough, donde fallecieron 96 aficionados del Liverpool en 1989. Como consecuencia del destructivo incendio, el Bradford City se vio obligado a jugar sus partidos de la temporada 85/86 y la primera vuelta de la 86/87 en otros estadios. Estos fueron el Odsal Stadium de Bradford (propiedad de Bradford Bulls), el Huddersfield Town (propiedad de Leeds Road) y en Ellen Road (propiedad de Leeds United). El día 14 de Diciembre de 1986 y ante 15.000 personas se inauguró el nuevo estadio. En 2004 se volvieron a abrir las heridas, como consecuencia de una campaña publicitaria de la empresa italiana Diadora (marca que vestía al equipo) que usó imágenes de la tragedia en una campaña publicitaria. El entonces vicepresidente del club, Phillip Marshall, hizo llegar su queja a la empresa, la cual accedió a retirar las imágenes. Algunos de los famosos musicos británicos, bajo el nombre de "The Crowd" grabaron un single para recaudar fondos para la fundación de víctimas de la tragedia, entre ellos se encontraba Sir Paul McCartney. En los alrededores del estadio, se instaló una escultura homenaje donada por la ciudad alemana de Hamm, hermanada con Bradford. Así mismo también se puso otra escultura donada por Sylvia Graucop. Finalmente, en el primer partido de la temporada 2001/2002 se inauguró una placa con los nombres de los fallecidos en la tragedia.

2 Response to "Tragedia de Valley Parade"

  1. ja añadido esperanza de que este mismo cuchillo escribió aquí porque no soy capaz de escribir mural

    Lamentablemente que normalmente tengamos que esperar a ver sangre u otra tragedia peor, para tomar medidas drásticas.

    Menos mal que no quedó en vano todas esas victimas, a pesar del tiempo que pasó...

Powered by Blogger